DECLARACIÓN DE OBRA NUEVA


La realización de una obra nueva o la ampliación de otra ya existente, debe hacerse constar en Escritura Pública, que deberá presentarse a inscripción en el Registro de la Propiedad correspondiente. La declaración de obra nueva la realiza siempre el titular registral.

Deberá presentar el título de propiedad del terreno o de la obra que se amplía en su caso. El Notario obtendrá la Información Registral y Referencia Catastral.

Será necesario realizar una descripción de la nueva obra o de su ampliación en la que se expresen las circunstancias necesarias para su inscripción y establecer su valor.

Deberá aportarse además la correspondiente licencia municipal y un certificado expedido por técnico competente en el que se acredite la terminación de la obra conforme al proyecto para el cual se obtuvo la licencia, o de que la obra que se está construyendo se ajusta al proyecto (si la obra nueva está en construcción).

En el caso de que la Obra nueva sea antigua y se haya construido sin licencia, deberá solicitarse al ayuntamiento un certificado que acredite la existencia de la obra y que no existe sobre ella expediente alguno que pueda llevar a su demolición.

Si la obra nueva es realizada por un promotor, para su entrega a los usuarios finales, deberá acreditarse además documentalmente el cumplimiento de todos los requisitos exigidos por la legislación estatal o autonómica, de los cuales le informaremos cumplidamente.

El declarante deberá abonar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, consistente en el 1,20 del valor de la nueva obra.